Fanático del Tenis

Al otro día de llegar, con el sueño cambiado, sin haber dormido bien en el avión, con la comida, clima y ambiente cambiados…me levanté a las 8:30 para jugar tenis. El partido fue contra mi cuñado Raúl. No les puedo describir el frío que hacía esa mañana. Respirábamos y nos costaba retener el oxígeno. Comenzó el partido, me quiebran. Raúl gana su saque. Después no me acuerdo mucho hasta que íbamos 5-2. Pero hubo un punto que lo hice correr a Raúl muchísimo contra la red y encima el punto lo gané….y desde ahí Raúl no recuperaba el aliento. Y se vino la recuperación: 5 iguales. 6 iguales y nos fuimos a Tie Break, que terminó 7-4. O sea que en otras palabras el viaje continuaba sobre ruedas: había ganado el partido. Y no daba para más. No por mi, sino por Raúl que estaba deshecho.

0 comentarios:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger