Primer Miercoles

Aún no se cumple una semana de mi llegada a Passau y ya hice un millón de cosas. Sigo con mi amigo de Irlanda del Norte. Descubrí que mi edificio no, pero el de al lado, que también pertenece a mi Wonheim (Residencia), tiene lavadero, teléfono, para comprar bebidas y…lo más importante… tiene un salón de juegos. Hay pool, mete gol, y están las tablas para jugar ping pong. El tema es que sólo hay eso, no están ni las raquetitas ni las bolas. Un día cuando fui al centro, había bolas y raquetas por 5 euros y las compré. 20 pesos es bastante barato en casa.

Pero esta semana me sorprendí hasta a mi mismo. El alemán está fluyendo poco a poco por mis venas… no la sangre alemana, claro que no. Me refiero al idioma. Le estoy tomando poco a poco la mano. Para ser más específicos…creo que hace rato que no pienso tanto tiempo seguido en español. Sólo para escribir esto.

Pasando un rato en el salón de juegos se acercó una chica y en seguida me le puse a hablar. No piensen nada malo de mi, pues estoy tratando de seguir el consejo que me dio Hyunsu (“hacé las cosas bien”). Y espero que esté orgulloso de mi, pues hasta ahora estoy tratando de seguir al pie de la letra lo que me dijo. Volviendo al tema, esta chica resultó ser de Polonia. Acá muy pocas mujeres son feas. Bueno….quizás exagere un poco. Hay de todo, tampoco voy a idealizar a Alemania. Pero es una belleza diferente. Algo a lo que no estamos acostumbrados. Hay veces que veo chicas acá, que estoy seguro que si estuvieran en Argentina… bueno…mejor ni pensarlo.

Y entonces me hice amigo de ella y del chico de Irlanda y andamos juntos por todos lados. Es muy divertido tener siempre a alguien con quien hablar. Al menos no me aburro. Y encima ella también tiene Computadora portátil y trajo muchísimas películas, que estamos viendo todas las noches. Es muy divertido. Antes de ayer vimos a Borat. (Si no la vieron se las recomiendo…not). Ayer vimos a Rocky Balboa, y no se que veremos hoy.

Cosas que estoy comiendo.

El tema de la comida es medio complicado. Bueno, quizás no tanto. Todo es caro. Le estoy buscando la vuelta y tratar de comprar cosas que:

1. duren varias comidas
2. sean baratas
3. tengan fecha de expiración larga

La fruta es barata, pero no hay una gran variedad. Al menos aún no he visto un mercado como hay en Argentina. Sólo los supermercados, que son muy pequeños. Por ende como muchas manzanas. Me llevo una siempre para cuando salgo, entonces siempre que me agarra un poco de hambre me como una. La pasta también es barata, el tema es que tuve que comprarme un pote de salsa. No hay manera de hacer una salsa como la gente acá. Lo que también como es mucha ensalada. Compré tomates, lechuga y cebollas, así que en cada comida me como un plato de ensalada. Por suerte Mabel, mi hermana, me dio un saco de capuchino y sobres de mate cocido. De desayuno es eso, un vaso de jugo y una rebanada de pan con leverwurst. Aunque ahora no tengo más leverwurst, así que no se que será lo que desayune mañana. Es increíble las calorías de el leverwurst. Sólo uno tiene algo así como 70 calorías. Con razón subí tanto de peso la última vez. Me comía tres o cuatro por desayuno. Y no era lo único que comía. Pero bueno…este es otro viaje. Continuando con mi dieta… como poca carne. Todo es cerdo y no es lo más barato que hay que digamos. Tengo siempre a mano un sobre con jamón y otro de queso por las dudas. El jamón es increíble… tiene un aroma que pocas veces olí en los jamones que compramos en Argentina. Y lo que también estoy comiendo bastante son los Gurken (pepinos en salmuera). Son sorprendentemente baratos. Un frasco entero de 300 o 350 gramos menos de un euro. Así que siempre tengo uno en la heladera.

La universidad

La Passau Uni es enorme. Debe tener de largo unas 8 cuadras, si no es que me quedo corto. Es así de larga porque en un solo terreno tienen todos los edificios de todas las materias y carreras que brindan, además del rectorado, el edificio de los alumnos extranjeros y encima atrás de todo tienen el campus. Es todo muy lindo, todas las construcciones están al lado del río. No me pregunten cual, porque no lo se. Aunque quizás averigüe. Nada, o casi nada está al ras del suelo. Tenés que subir escaleras para cualquier lugar que quieras ir. Es un cambio ya que todo está limpio y ordenado. El tema es que hay millones de papeles que podes agarrar. Yo agarro todo, por las dudas.
Todo es en bajada a medida que vas yendo de edificio en edificio. Vas bastante rápido. Y obviamente lo que imaginan…volver a subir es un parto. Aun no empecé las clases, pero ni bien vaya viendo les iré contando.

Cosas que hice sólo en alemán (seguro - cuenta bancaria - estipendio)

No creo que se imaginen la cantidad de cosas que tengo que hacer para pasar a ser estudiante de la Universidad de Passau. Lo que viene a continuación es un Zusammenfassung (resumen). Primero te tenés que ir a anotar en la Rathaus (algo así como una municipalidad) y explicar que vas a vivir acá cuatro o los meses que vayas a estar. Y te hacés algo así como un ciudadano provisorio. Los que no son de la unión europea tienen que ir a otra parte que queda lejísimos de todo, y siempre en bajada. Cuando fui estaba cerrado. Ni les cuento la bronca. Aun me queda eso pendiente. Pues bien, los que no son de la unión europea tienen que ir ahí porque se les extiende la visa. Para hacer todo esto tenés que llevar muchos papeles, demostrar que no vas a mendigar, que tenés seguro médico, etc.
Después tenés que inscribirte como alumno en la facultad. Pero para esto también tenés que mostrar tu seguro médico y unas cuantas cosas más. O sea que de arranque tenés que ir a la oficina del seguro. Por suerte está cerca de mi departamento. El problema era que yo ya traía un seguro desde Argentina. Me lo exigían en el visado. Si no lo tenía no había visa y sin visa no había viaje para empezar. Fui a la oficina del AOK, que así se llama el seguro y les expliqué todo esto, en alemán claro. La mina encima tenía un acento de baviera muy marcado. Lo que es increíble…ese acento lo entiendo mejor que el hoch deutsch (el alemán bien hablado…algo así como el español de España). Bueno, en pocas palabras me dijo que no se podía hacer nada y que debería pagar el seguro de ahí que costaba unos 50 euros mensuales más. Yo en casa pagué algo así como 200 dólares por los cuatro meses… cosa que no es poco. En fin. “¿con quién puedo hablar?”, llamá a este tipo y hablá con el…fue la respuesta. Yo sin teléfono, llamar al señor Resch iba a ser difícil, así que me dije, voy a volver todos los días hasta que me den la razón. No fue necesario hinchar mucho más ya que al otro día le expliqué lo mismo a otra mujer y le dije “me dijeron que hablara con el señor Resch”. “Ahh, el señor Resch, momento…”. Se puso a hablar por teléfono y parecía que las cosas iban bien. A todo esto apareció de nuevo la mujer de baviera y la saludé y empecé a hacer chistes y boludear y…en fin, me dieron dos hojas de papel de la AOK con que validaban mi seguro.
Al tener mi seguro me inmatriculé. Tuve que ir una oficina de la facultad, esperar y hacer el trámite. Hasta ahí todo bien.
Después fui a la oficina de asuntos internacionales para hablar sobre el estipendio que en teoría me iban a dar. Son 250 euros por cinco meses. Con eso tengo intención de pagar el alojamiento. Hablé con alguien y me dijo que me fijara al ir a la inscripción, pero ahí no me habían dicho nada. De casualidad, una de las tutoras es de Ecuador, y gracias a Dios habla en español y le pregunté. Me llevó de la mano con la encargada y me dio OTRA forma para llenar. (A esa altura tenía 40.000 papeles en mi carpeta). Y veo que dice número de cuenta. Nuevamente, todo en alemán. “Yo no tengo cuenta”. “Sacá una cuenta y traé esta hoja después”, fue la respuesta. Yo, feliz de la vida (irónico) por tener otra cosa más que hacer me fui. Al otro día me apure y fui a un banco. Eso lo tenía que hacer rápido porque la plata dependía de ello. Acá la mayoría de los bancos se llaman Sparkasse, algo así como la caja del ahorro. Nuevamente todo en alemán le expliqué a una señora que iba a la facultad de Passau, recibiría un estipendio y necesitaba abrir una cuenta. E increíblemente fue más sencillo que en Argentina, donde para abrir una cuenta me hicieron un drama que ni les cuento. Al otro día recibí una carta con el código pin y demás números. Rápidamente llené el papel y lo fui a entregar. Quizás me olvide de algo, pero si me acuerdo de más cosas que hice las iré anotando.

Mi departamento

Mi Zimmer no es la gran cosa pero zafa. No me puedo quejar. Sólo comparto la cocina. Tengo baño propio inclusive. Para una persona creo que está bien. Tengo un escritorio y unas repisas para libros y esas cosas. Un tacho de basura y…creo que eso es todo. El baño tiene lo necesario…es pequeño, pero también está muy bien. Tengo también afuera unas sogas para colgar la ropa…y no se si ya lo dije, pero dejé la ropa secándose afuera toda la noche y no me la robaron. Acá es bastante seguro.
Mi vecina es una alemana gordita y bajita rubia de ojos claros. Linda…no es, no los voy a engañar. Pero es de lo más simpática. Creo que me voy a llevar muy bien con ella.
La cocina que es compartida tiene de todo: tostadora, una maquina para hacer arroz, horno, cuatro fuegos para cocinar, hay algo así como unas pavas eléctricas así que puedo tomar mate tranquilo y por su pollo la heladera.

La ciudad

Passau es una ciudad increíblemente linda. Una mezcla entre lo antiguo y lo moderno, lo agreste y lo urbano, la tradición y las nuevas modas, y sobre todo se ve una mezcla de culturas conectado con las raíces alemanas.

Viviendo en las montañas

No se si volveré más delgado. Pero lo que si estoy seguro es que voy a volver con unos músculos en las piernas que van a impresionar. Todo es en subidas y bajadas. Yo vivo a unas 10 o 15 cuadras del centro y de la universidad. Y lamentablemente está en algo así como una colina. Todo en bajada para ir, y todo en subida para volver. Es un cansancio terrible. Para ir a comprar pasa lo peor de lo peor. El supermercado está en una calle aledaña a la mía y para cuando hay que volver a la calle central, con las cosas que compro, es como escalar una montaña. Se los juro. Espero poder sacarle una foto para que puedan ver. Por supuesto que para ir al centro y todo eso hay un bus. Pero voy a vencer al sistema y no voy a pagar jamás. Además, me haría sentir como un gordito cómodo que no quiere caminar. Además hago ejercicio. Me gustaría tener una bicicleta, que aún estoy tratando de averiguar donde puedo alquilar una. (Fahrrad zu vermieten).Lo que está muy bien hecho en Alemania es que los caminos para bicicletas y autos, además de no tener baches y estar limpios, están bien diferenciados. Se armó todo un camino que se puede hacer en bicicleta a lo largo del Donnau y por supuesto a través de toda la ciudad.

Como ven estoy haciendo muchas cosas!!! Nos veremos después

Auf Wiedersehen

3 comentarios:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger