Mi habitación y la residencia


La habitación no lo voy a negar, está muy linda. Según lo que me dijo el de la recepción, soy el primero que la usa. Es un poco más grande que la que tenía en Passau. A decir verdad, para una persona, es bastante espaciosa. Tengo una mesa, escritorio, unas estanterías pegadas a la pared y unas estanterías de pie; tres sillas, una cama, una lámpara pequeña y una cocina pequeñita que tiene dos fuegos, una heladera, una alacena y un lavabo para lavar los platos. Tengo además un guardarropa bastante grande, y un teléfono que no funciona para hacer llamados sino para recibir, pero bueno, ya es algo. Tengo tomacorrientes por todos lados, por lo que podría conectar mil boludeces si las tuviera.

Lo único que me enoja un poco de la habitación es el baño. ¿Vieron cuando uno va al shopping… y ni siquiera todos los shoppings… y cuando va al baño tienen esas canillas que vos apretás arriba y sale agua por 10 segundos? Bueno… así es mi canilla del baño…  !! y también la de la ducha!! Y encima la luz del baño es por movimiento… o sea se apaga cuando uno se queda quieto… y no alcanza a la ducha… por lo que me ducho a oscuras o con la puerta abierta. Realmente molesto es el baño. Y encima, repito algo ya dicho anteriormente,… no hay nada acá. Entonces no tengo ni escoba ni trapo de piso ni nada. Estoy dejando todo mojado después de cada ducha. Tengo que comprar algunas cuantas cosas…
Por otra parte tenemos la residencia. La gente que trabaja acá parece un poco idiota. De ayuda, no tienen nada. Si pueden joderte, mejor. O sea, llegué hace tres días amigo… dame una mano al menos con cosas básicas como la internet, y demás. Aún tengo unas veinte preguntas más que hacerles, pero no sé si vale la pena, porque sé que no voy a obtener respuesta satisfactoria. Ya les conté la anécdota del sándwich…
Fuera de la gente que aquí trabaja, la residencia está buena. Está muy cerca de la universidad, unas 15 cuadras. Cuando me compre la bicicleta, van a ser dos minutos. No la recorrí mucho, realmente, pero tiene una cafetería que a partir del mes que viene va a funcionar para desayuno y almuerzo… así que si me canso de cocinar, seguramente ofrecerán un menú barato ahí.
Tienen unas máquinas expendedoras de varias cosas aunque son un poco caras realmente. No creo que vaya a comprar nada ahí a menos que tenga un antojo de una coca-cola a las tres de la mañana.
Por otra parte, esta parece ser la residencia de los asiáticos. Hay coreanos, japoneses y chinos por todos lados. Es realmente impresionante. Y realmente molesto el hecho de que van SIEMPRE de a grupos, de la mano prácticamente, no se sueltan ni para ir al baño, y por ende, no se cuánto francés practicarán, porque lo único que hacen es hablar con gente de su país, conocer gente de su país y estar con gente de su fucking país.
La residencia tiene una cancha de tenis inclusive. Pero aún no conozco a nadie con quien pueda jugar, por lo que está como una incógnita el hecho de si podré o no jugar.
Creo que maso menos tienen una idea de cómo es la residencia, la gente y mi chambre (habitación), ….
Les mando un saludo y como siempre, nos mantenemos en contacto…
Guille

0 comentarios:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger