Y en casa todo sigue igual…


¿Cómo andan todos? Todo por acá sigue muy bien, el clima quizás se volvió un poco feo, pero sino, todo está muy bien.
Esta entrada va a ser breve, porque tiene un objetivo concreto. Me puse a leer ámbito financiero, y leí algunas noticias que me llamaron la atención. Siempre leo noticias de tenis, y vi que finalmente del Potro volvió a la competición y perdió en primera ronda con Rochus y que por otro lado Gaudio tiene una lumbalgia y no va a jugar en la copa Petrobras en el club Vilas . Ok, eso por un lado, probablemente no le interese a nadie, pero yo sigo leyendo las noticias del tenis, esté donde esté. Además después de las dos desgracias de que Nadal se queda como número uno hasta fin de año, y que Argentina perdió 5 a 0 en la copa Davis contra Francia (a la que no fui, por suerte, ya que quedaban solo las localidades más caras, y aún estaba en proceso de conocer a Dijon), quiero alegrarme con alguna cosa positiva.
Por otra lado, leo que Romina Yan murió, lo cual me puso muy triste. Pobre, realmente… tenía sólo 36 años, tres hijos encima… cuando pasan esas cosas que la gente se va antes de tiempo, que todavía pueden hacer mucho en la vida y por la vida… me pone siempre mal. Me pasó lo mismo con Gunizburg… aún ahora lo recuerdo. Pero bueno… la vida continúa.
Y finalmente leí unas noticias relacionadas con la economía y fue de esa inspiración que se suscitó el título de la presente entrada de Crónica de un Viaje. La frase que más me pegó en los huevos fue “¿Qué inflación? Si no hay inflación”, de nuestro bien amado ministro de economía Amado Boudou. Y al respecto, realmente no voy a dejar ninguna opinión… es decir, había escrito un párrafo bastante largo explicando mi visión contraría a la del señor Boudou, pero, on second thoughts, como dicen los ingleses, es decir, pensándolo mejor, no vale la pena, y no voy a perder el tiempo en esas cosas.
Estoy lejos, estoy viviendo una realidad muy diferente… y pese a que toque mi bolsillo, porque el hecho de que el euro suba, me molesta enormemente,… lo veo como el ruido de siempre de los políticos mintiendo y gritando que solo hace que me enoje, o ponga mal sin sentido. Así que, si no hay inflación y todo va muy bien en Argentina, el que tiene que estar celoso no deberían ser ustedes de que yo esté en Francia, sino YO, que ustedes están en Argentina, un país que va maravillosamente bien. Acá hay crisis y allá todo marcha bien, esas son las cosas de la vida.
Un saludo muy grande, extráñenme mucho, y nos mantenemos en contacto como siempre. Gracias por leer el blog, agradezco mucho sus comentarios. Espero que hayan ya visto el espacio oficial de Crónica de un viaje en Facebook, donde subiré las fotos, ya que es mucho más fácil que en blogger. 
Esta entrada va dedicada a Germán Marchesini (alias Ger), que me ha hecho llegar sus críticas al blog, por supuesto constructivas y tomadas de muy buena manera, obviamente, y que serán tomadas en cuenta para futuras entradas.
Me despido, nos mantenemos en contacto, à tout à l’heure!!!
Guille

2 comentarios:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger