Disculpa por atraso


Primero escribí el título sin pensarlo bien, y luego al releerlo me reí y me dije que lo iba a dejar así. Así es, no pude escribir mi blog tanto como quise porque tuve un atraso. :D No un atraso como ustedes creen, no estoy embarazado, solo atrasado mentalmente. En fin, me estoy yendo de tema.
Con esta nueva entrada lo que intento hacer es re-inaugurar el blog, ya que lo dejé de lado por bastante tiempo. Algunos no me preguntaron nada, pero otros sí, y vi que se han sumado nuevos adherentes al grupo de facebook, y me imagino que se preguntaran “¿Es que es acaso este chabón no escribe nada?”.
Al final, me pasó exactamente lo mismo que en Alemania, aunque por razones diferentes. En Alemania me la pasé de joda en joda (fiesta en fiesta) y con todas mis amigas alemanas con las cuales al final no me daban ganas de sentarme en el escritorio y ponerme a escribir lo que había hecho durante el día. Despues de algunos años, re-leeo esas líneas y un poco de lástima me da el no haber escrito nada sobre mis vivencias en primera persona. Pero bueno, me quedan mis memorias, que como saben bien son muchas ya que cada diez minutos algo sobre Alemania tengo que decir, y las fotos, que son maravillosas.
En Dijon, es verdad que he salido mucho de fiestas, reuniones y demas actividades sociales, pero este último tiempo lo que me estuvo tapando fueron las responsabilidades para con el máster. Lo explicaré mejor en otra entrada que ya empecé a escribir sobre los exámenes y demás presentaciones que he estado haciendo.
Pero bueno, ese era el objetivo de esta entrada, simplemente pedirles disculpas por esta pequeña/larga ausencia (según como se la mire) y finalmente dar comienzo a una serie de nuevas entradas que ya tengo planificadas para masomenos mostrarles como han sido mis últimos meses en Dijon.
Como siempre, muchas gracias por leer el blog, dejen todos los comentarios que quieran, y nos mantenemos en contacto.
Los dejo esta vez, con una frase en francés, que me gusta mucho, de “Le petit Prince” (alias, el principito), para que como decía mi profesor de francés “vous pouvez allez dormir moins cons” o en castellano, pueden irse a dormir siendo menos tontos:
Tu n‘es encore pour moi qu’un petit garçon tout semblable à cent mille petits garçons. Et je n’ai pas besoin de toi. Et tu n’as pas besoin de moi non plus. Je ne suis pour toi qu’un renard semblable à cent mille renards. Mais si tu m’apprivoises, nous aurons besoin l’un de l’autre. Tu seras pour moi unique au monde. Je serai pour toi unique au monde…
¡Saludos!

Guille

0 comentarios:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger