Trabajar en Alemania: el nuevo sueño Americano


Frankfurt am Main - símbolo del trabajo en Alemania

¿Cómo es trabajar en Alemania, cómo se consigue trabajo, cuánto se gana, qué se necesita, en fin, para poder trabajar en el país germano? 

 

En estos momentos estoy trabajando en Alemania, más precisamente en Frankfurt am Main, o Francfort del Meno. Si hay alguien de Frankfurt, sobre todo argentinos, que están leyendo estas palabras, dejen algún comentario o alguna señal de vida, sería interesante poder compartir las experiencias en esta ciudad con otras personas que vienen de lejos.

La empresa para la que estoy trabajando… bueno, no quiero mencionarla, sobre todo porque trabajando en el sector de marketing online, podrían descubrir que escribí esta entrada, y lo mejor es evitar malos entendidos. De cualquier manera, no tengo nada malo que decir, estoy muy contento donde estoy trabajando, sin stress en lo absoluto y trabajando en un alto porcentaje en español (para los que me conocen, sabrán que eso me molesta un poco, pero bueno…), con lo cual, muy cómodo, como dije. Si tan solo cobrase un poco más… me quedo hasta la jubilación en la empresa.

 "Trabajar en Alemania" y el milagro alemán

"Trabajar en Alemania" es un fenómeno interesante a analizar. En Frankfurt hay gente de todo el mundo. Se escuchan todos los idiomas de los cinco continentes en el subte cuando uno viaja por las mañanas. Asumo que es una causa lógica del fenómeno que se vive en la ciudad: hay trabajo. Y donde hay trabajo, la gente va como las moscas a la miel.

Conseguir trabajo no es fácil, sea en China, en Argentina o en Alemania. Es verdad, en España y Grecia quizás sea un poco más difícil, hoy por hoy, pero lo que queda claro es que conseguir empleo en cualquier lado del mundo no cae del cielo. Trabajar en Alemania en estos momentos es casi un idilio para cualquiera en el mundo: una de las pocas potencias del mundo que no fue tocada en lo absoluto por la crisis.  

En ese sentido, los alemanes (en este punto preciso no me incluyo, aunque forme parte del grupo de “los alemanes”… van a ver cuando tenga un cargo político en el gobierno… chiste para la gilada) son un pueblo un poco desconsiderado y desagradecido. ¡A Alemania le esta yendo realmente más que bien! Fíjense en España o Grecia, sólo llegan noticias de recortes presupuestarios… que para colmo de males, no funcionan para lo que están destinados. España recortó dinero por todos lados, aumentó el IVA (el gobierno de Rajoy había prometido no aumentarlo), y así y todo, necesitaron de un rescate para sus bancos, porque sino Bankia quebraba.

Miren a Argentina, que hasta la empresa de aceitunas Nucete iba a quebrar y el gobierno tuvo que inventarse algo para que no cayera en desgracia con las miles de familias de trabajadores que iban a caer en desgracia. El caso de Famatina, que solo trae a colación algo que viene sucediendo desde la época del Virreinato del Río de la Plata, Argentina vendiendo sus recursos naturales por una miseria, siendo los únicos perjudicados los lugareños. Ya lo decía Roberto Arlt en sus Aguafuertes Porteñas en su famoso texto de quiero ser diputado, que los políticos vendían el país por muy poco, que él podría venderlo mejor. Ese texto es de la década del 30. Casi 90 años después, seguimos hablando de lo mismo. Trabajar en Alemania suena, como dije antes, en este contexto, una ilusión irrealizable.  

 Trabajo y progreso - impermeabilidad frente a la crisis

Volviendo al tema principal. A Alemania le esta yendo muy bien estos momentos, año 2012. Se nota que hay trabajo, y uno no percibe ningún tipo de crisis. Si se siente, es por el reflejo de los extranjeros que vienen de países donde hoy por hoy se está muy mal, y vienen en busca de cualquier cosa, con tal de poder trabajar. En ese sentido, me tengo que sentir agradecido y un afortunado de tener un trabajo tan cómodo. No digo que no lo merite, ya que trabajé duro para conseguirlo, pero uno tiene que ser agradecido con lo que tiene.

Para los extranjeros que quieran venir a trabajar a Alemania, y no pertenezcan a la Unión Europea, no es muy complicado conseguir un permiso de trabajo “Arbeitserlaubnis”. Por supuesto, lo primordial es tener el trabajo, y que la empresa sea paciente. Todos los permisos requieren muchísimos papeles, y cada papel requiere otros papeles, y cada uno de los mismos tarda su buen tiempo. Es posible, pero hay que tener mucha paciencia y jamás perder la calma y seguir para adelante.

La ciudad de Frankfurt es muy interesante. Tiene mucha cultura, miles de museos, un río (el Main o Meno), y tiene muchas ciudades cerca que valen la pena visitar. La región es Hessen, que en español es Hesse, que no hace ninguna diferencia con el original, pero en fin. A pesar de estar en Alemania, no se toma tanta cerveza, sino un producto típico que es el Apfelwein, o vino de manzana. Si ustedes piensan que se parece en algo a la sidra / cidra… pues si, está cerca… pero es más fuerte que la cidra, es más amarga y no tiene gas. Se dan cuenta que no es exactamente el mismo producto. Con las manzanas también hacen mostaza, y una salsa típica con la que se puede comer salchichas. Es dulzona, pero muy rica…

Hay muchísimas cosas más que quisiera decir sobre la ciudad, el mundo del trabajo en Alemania y el empleo en sí en el país germano… pero creo que para dar un pequeño pantallazo de la ciudad de Frankfurt, el trabajo y sus atracciones, es un buen comienzo.

Una muy buena entrada sobre Goethe y su relación con Frankfurt encuentran acá

Un saludo grande y hasta la próxima,

GK.

Experiencias en otras ciudades

5 comentarios:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger