Viajes cortos en Alemania: Gelnhausen en Hessen

Hice un viaje de un día a una ciudad cercana a Frankfurt am Main: Gelnhausen. Si no la conocen o no les suena de nada, no se preocupen… es normal.

Gelnhausen es una ciudad pequeña dentro de la región alemana de Hessen. Es considerada como una de las diez ciudades más bonitas de la región y las fotos son prueba de ello. La postal típica alemana con las casas antigüas, los paisajes verdes y, al menos en nuestro caso, el sol brillando, forman parte de las postales que se pueden hacer de la ciudad de Gelnhausen.

Saliendo de Frankfurt (pasando por Offenbach y Hanau) se llega a Gelnhausen en tren en una hora, por un precio módico de 7€ (lo mismo que cuesta ir a Wiesbaden). Si se vive en Frankfurt y se tiene un ticket mensual o anual, solo se debe pagar lo que sería el trayecto a partir del momento en que se sale de Frankfurt.

Un detalle, fue que nos controlaron tanto a la ida como a la vuelta. Hay que tener cuidado con estas cosas, porque por más que fuera un viaje corto, se trataba de un tren regional. Además, en Frankfurt se están haciendo muchas reparaciones en las estaciones, como lo son la limpieza general, la incorporación de ascensores, etc. Con esto, quiero decir que de algún lado necesitan la financiación, y las multas deben ser una de las fuentes de ingresos más grande para las empresas de transporte.(Casi como si estuvieramos en Argentina...)

La ciudad es pequeña pero muy pintoresca. El centro histórico se puede hacer caminando en una hora. No es una ciudad con demasiados habitantes con lo cual la caminata es agradable y sin demasiados sobresaltos, aunque tampoco sin demasiadas atracciones.

Se puede subir a la parte norte de la Altstadt, en la que hay una construcción antigüa al lado de un pequeño parque (en el que hay un monumento a los caidos por las guerras mundiales) y desde ahi se puede tener una vista completa de la ciudad con sus casas bajas, dos iglesias y los alrededores. En nuestro caso, una vista muy verde y con sol.

Voy a hacer una aclaración. Había un museo, al cual no entré. Y había una atracción llamada la Kaiserpfalz, a la que tampoco entré. Por un lado, el museo, no se que podía ofrecerme una ciudad tan pequeña como Gelnhausen en un museo, y siento que muchas veces los museos son más verso que otra cosa. “Esta es la cama donde durmió Goethe” (para más información, leer la entrada de la Casa de Goethe en Frankfurt am Main), y si Goethe estuvo remotamente cerca de tocar esa cama, yo soy Schiller resucitado.

Y por el otro, la Kaiserpfalz es una pared en la que alrededor le construyeron cosas y te cobran 3€ por algo que probablemente dura 5 minutos, que además, ¡se puede ver desde afuera! Forman parte de los restos de algún castillo del llamado Barbarroja (Friedriech I, Kaiser del Sacro Imperio Romano Germánico). Los restos pude verlos, como dije, desde afuera, sin necesidad de pagar los 3€. 

Lo único importante que parece haber sucedido en esta pequeña ciudad es el nacimiento  del escritor alemán Grimmelshausen, mejor conocido como Hans Jakob Christoffel von Grimmelshausen. Wikipedia tiene un artículo dedicado a este escritor.

Gelnhausen es también la ciudad natal de Phillip Reis, que fue un pionero en la invención del teléfono. En el cartel que dice “casa natalicia de Phillip Reis” le tiran un “Erfinder des Telefons” (inventor del teléfono), que es una aseveración bastante sencillista de lo que fue la historia de dicho invento. Si quieren saber un poco más al respecto, los invito como siempre a que lean.

El viaje de ida y vuelta, más recorrido a pie inclusive nos tomó unas 5 horas. Para un fin de semana en el que no se sabe que hacer, Gelnhausen puede ser una opción.

Si quieren más información de la ciudad de Gelnhausen, les recomiendo visitar la página oficial http://www.gelnhausen.de/

0 comentarios:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger